La integración en cloud permite que sus datos locales operen sin fisuras con la información y aplicaciones que tiene en cloud.

A medida que las tecnologías cloud se convierten en mayoritarias a un ritmo sin precedentes, las organizaciones están ampliando sus centros de datos locales existentes con tecnologías y soluciones cloud, o incluso sustituyendo su almacenamiento y aplicaciones locales. Pero en prácticamente cualquier entorno moderno los datos se recopilan a partir de múltiples fuentes, cada una en una ubicación física distinta (cloud públicas, cloud privadas o locales).

La práctica de la integración en cloud hoy por hoy es ampliamente conocida y disponemos de un sinfín de herramientas y servicios que nos ayudan a ponerla en práctica. En cuanto a la organización particular de cada caso, las empresas deben tomar decisiones fundamentales sobre el uso que darán a los datos que tienen en sus manos. Echemos un vistazo a ambos conceptos.

Descargar The Cloud Data Integration Primer ahora
Leer ahora

Las ventajas de la integración en cloud

El desarrollo comercial tradicional produjo compartimentos estancos de datos, que separaban los conocimientos especializados y a los especialistas que los ponían en práctica. Los departamentos como almacén, ventas, marketing, finanzas, etc., dependían de compartimentos diferenciados para su día a día.

Sin embargo, con la llegada de la business intelligence, las organizaciones aprendieron a extraer, descubrir y compartir datos entre departamentos para mejorar el rendimiento global. La integración en cloud potencia la business intelligence combinando los datos locales con información importante de las aplicaciones en cloud, como por ejemplo:

  • Patrones de tráfico de red
  • Comportamiento de usuarios
  • Incidencias de seguridad, tanto externas como de su propio entorno
  • Información de conformidad
  • Errores y anomalías que afectan a los datos de rendimiento
  • Uso de recursos

Con la integración en cloud, las organizaciones ganan una visión exhaustiva de todas las interacciones importantes (que a menudo son de una gran complejidad) en el entorno de su negocio y pueden sacar partido de la información que les aporta este proceso para obtener y conservar una ventaja competitiva en su mercado.

La integración en cloud en la empresa moderna y aspectos informáticos

Más allá de los objetivos básicos de la business intelligence y de seguir estando al corriente de las normativas de cumplimento, que cada vez son más complejas, hoy día los sectores líder utilizan la integración en cloud para lograr importantes avances en ámbitos como por ejemplo:

  • Reducción de gastos: al sumergirse más a fondo en los datos procedentes de fuentes individuales y cotejarlos con información, podemos averiguar en qué áreas pueden estar asignándose recursos excesivos (o insuficientes) y preparar un enfoque de integración en cloud que se adapte a las necesidades del negocio.
  • Máximo aprovechamiento del capital humano: ni siquiera el mejor equipo de informáticos estrella es capaz de ingerir e interpretar la cantidad de datos que circulan por toda una organización. Con las herramientas y el diseño de integración adecuados, una correcta automatización de tareas y unas exhaustivas opciones de elaboración de informes, ahora disponemos de muchos más recursos para tomar decisiones de índole comercial.
  • Autoescalamiento: otra ventaja de la integración en cloud que puede brindarnos ahorros es el autoescalamiento, que permite que nuestro entorno reaccione de manera inteligente e incorpore recursos cuando haya un pico de trabajo o los reduzca en las épocas de menor carga. A medida que más organizaciones trasladen parte o la totalidad de sus operaciones a plataformas virtuales alojadas en la cloud, las decisiones de autoescalamiento que se explicitan en la integración en cloud pueden pasar a formar parte de una business intelligence crítica.
  • Entrega más rápida: incluso en un sentido literal, si su sector se basa en el transporte de mercancías. Pero incluso la entrega digital se agiliza con la integración en cloud, que intercambia datos al instante y le ayuda a tomar decisiones que tendrán su correlato en el mercado.

Esta última consideración revierte una importancia crucial, puesto que los líderes del sector y las empresas más punteras abren camino con enfoques como la entrega continua o el DevOps. Uno de los pilares fundamentales de estas filosofías tiene que ver con el uso de la automatización para producir ciclos de entrega cada vez más ajustados. Es evidente que esto implica repensar la definición de una integración moderna en cloud.

Ver Cloud Integration for Dummies ahora
Ver ahora

Definir el futuro de la integración en cloud

Los optimistas se imaginan los próximos diez o veinte años y ven el potencial de la automatización de canales que nos trae nuevas posibilidades, como los ciclos de lanzamiento instantáneos o quizá incluso aplicaciones capaces de superar las dificultades de rendimiento o de asistencia en entornos en adaptación continua diseñando sus propias aplicaciones de ayuda.

Los realistas entienden que este mundo trae consigo posibles escollos. ¿Quién diseñará la automatización que guíe todo este desarrollo? ¿Qué papel desempeñaremos los humanos en un ciclo de integración en cloud continuo y cómo seguiremos teniendo las riendas en una carrera de datos tan vertiginosa? Los gigantes tecnológicos de extrema vanguardia deberán encontrar un equilibrio en estas y muchas otras cuestiones durante las próximas generaciones de adelantos técnicos.

Lo que nadie discute es que la integración de datos tendrá una función decisiva en la evolución de la integración en cloud. En un entorno en la cloud, la integración de datos ocupa la encrucijada de los big data, la analítica avanzada, la business intelligence y la gobernanza de datos.

Las dificultades de la integración en cloud

Por desgracia, todas estas ventajas de una integración en cloud sin fisuras no se consiguen con algo tan sencillo como darle a un botón. Incluso a las organizaciones con experiencia y bien dotadas de personal en ocasiones les cuesta crear el modelo más adecuado para ellos. He aquí algunos de les frentes más problemáticos que deben abordarse a lo largo de este proceso.

  1. La seguridad: prácticamente no hay ciclo informativo en el que no se hable de una nueva y grave infracción de seguridad. Tanto las grandes empresas como los organismos financieros e incluso las instituciones políticas se enfrentan a grandes riesgos de una creciente lista de amenazas digitales, como el robo, los rescates o la destrucción de información digital. Sin una seguridad adecuada, las organizaciones corren el riesgo de pagar un precio incluso peor que disponer de una business intelligence deficiente.
    .
  2. La conformidad: en especial por estas cuestiones, grupos como el Payment Card Industry Security Standards Council han conocido una evolución. El PCISSC, una alianza internacional de expertos de distintos sectores y disciplinas, junto con entidades similares, han elaborado una lista de normativas de seguridad universalmente aceptadas, muchas de las cuales sirven de referencia para las actuales leyes nacionales e internacional de comercio electrónico.

    Además, el RGPD fija una serie de normas específicas de protección de datos para los miembros de la UE.

    Estar al corriente en el cumplimiento de estas leyes exige no tan solo la observancia de todas las normas adoptadas, sino comprobaciones periódicas en forma de auditorías e informes. Una vez comprobado que el modelo de integración en cloud es seguro, la vigencia de nuestro cumplimiento debe suponer una prioridad.
    .

  3. Unos datos en expansión: una verdad irrefutable de la era moderna es que los datos están en todas partes y que no dejan de generar datos. Cuando compramos, tuiteamos, creamos y almacenamos, el rastro electrónico que dejamos (y los nuevos rastros que dejan estos en su integración en cloud) genera una cantidad de información inconcebible.

    Es importantísimo contar con un enfoque de automatización adecuado para que la organización disponga del espacio necesario, pero sin que eso signifique pagar por recursos o almacenamiento que no necesitamos en cada momento. Si bien lo fácil es pecar del tradicional «cuanto más espacio, mejor», el coste que supone mantener todas estas hectáreas de almacenamiento inactivo puede inflar el coste de la propiedad sin una buena gestión.
    .

  4. Conocimientos humanos: en un entorno que cambia a esta velocidad, una de las principales dificultades es encontrar profesionales capaces, de confianza e indiscutible eficacia. La elección entre invertir en los empleados que ya tenemos o subcontratar algunas o todas las tareas de diseño y funcionamiento de nuestra integración en cloud depende de nuestra dimensión y necesidades.
    .
  5. Las herramientas adecuadas: cualquier tarea resulta más sencilla con las herramientas apropiadas, pero con toda la información repetida y confusa que contiene Internet sobre cómo debe gestionarse una integración en cloud, elegir dichas herramientas puede ser una decisión que llegue a intimidarnos tanto como la tarea en sí misma. Muchas empresas confían hoy en socios aguerridos que les asisten en su integración en cloud con presupuestos ajustados. 

Si usted está repasando esta lista de dificultades y se pregunta por dónde debe empezar con su integración en cloud, puede que sea uno de tantos responsables de la toma de decisiones que empiezan centrándose en el punto n.º 5 y que movilizan las herramientas y alianzas más adecuadas.

Cada vez son más las organizaciones que sacan el máximo partido a su presupuesto y capacidad intelectual optando por las soluciones de plataforma de integración como servicio (iPaas).

¿En qué consiste una iPaaS?

Una plataforma de integración como servicio (iPaaS) es una sencilla solución de alojamiento, desarrollo e integración de datos y aplicaciones en cloud. Las mejores soluciones iPaaS incluyen herramientas gráficas sencillas que permiten visualizar y trabajar con toda su business intelligence.

Muchas organizaciones pequeñas y medianas no gozan de la infraestructura, el entorno de seguridad, la conciencia sobre el cumplimiento ni otro tipo de pericias necesarias para crear una arquitectura completa de integración en cloud. La iPaaS puede colmar esas lagunas y abrir la puerta a todas esas ventajas asumiendo poco o ningún riesgo.

Una solución de iPaaS puede solventar los obstáculos de la integración en cloud ofreciendo la plataforma y unas herramientas de alojamiento y gestión:

  • Infraestructura virtual: acelere, despliegue y gestione máquinas virtuales, servidores, dispositivos de red y mucho más para crear y ajustar su entorno.
  • Almacenamiento e integración de datos: cree, extraiga y transfiera datos por toda su empresa para lograr una business intelligence en tiempo real.
  • Desarrollo de aplicaciones y entrega continua: los equipos de desarrollo pueden colaborar con la cloud en un entorno híbrido o desarrollar y desplegar íntegramente en herramientas iPaaS.
  • Seguridad y conformidad: el socio de iPaaS más adecuado es el que ofrece seguridad comercial crucial, como detección de fraude o red proactiva, además de cumplir con toda la normativa vigente del sector. Un enfoque de servicio para la integración en cloud debe incluir también auditorías obligatorias y visualización de amenazas en interfaces suministradas por iPaaS.

Como en cualquier decisión comercial, el presupuesto suele condicionar ante todo nuestras opciones relativas a la iPaaS. Cualquier solución que subcontrate las tareas más duras y simplifique la integración valdrá su precio, de modo que el secreto radica en saber qué comprar y cómo funcionan las estructuras de precios.

El socio más adecuado será el que nos asegure todo lo anterior y mucho más, cosa que redundará al instante en mejor business intelligence y mayores ahorros, que pueden llegar a ser cuantiosos. Aquí es donde entra en juego Talend.

Guía de inicio sobre integración en cloud

Tanto si su organización opera actualmente en un entorno híbrido como si está pensando en dar el salto íntegramente a la cloud, la arquitectura orientada a servicios de Talend alimenta las soluciones de plataforma para una integración en cloud parcial, híbrida o completa.

Eche un vistazo a los recursos de Talend disponibles y descargue y pruebe hoy mismo nuestras soluciones de integración gratuitas para empezar su proceso hacia una integración en cloud mejor y más asequible.